Novedades

007 con Licencia para matar - por Mario 007, Maria Virginia y Mario F.

Así como su jefa M lo define a James Bond como un “dinosaurio machista y misógino”, el espía es caratulado en Die Another Day (2002) al ser desenmascarado como un “asesino británico” por Zao, esbirro particular si los hay. Esta opinión de un enemigo implica que su status de doble cero significa que tiene licencia para matar, a pesar de que en The World is not enough (1999) estando a punto de ultimar al terrorista Renard diga “odio matar a sangre fría…”

En varios momentos de la saga se lo ve matando a sus enemigos con determinación y convicción, mostrándonos así que hay algo que lo caracteriza y lo diferencia: el derecho a usar su licencia para matar cuando es necesario, con el fin de servir a su país.

En la presente nota se intentará detallar los episodios en los que el agente inglés hace uso de su licencia para matar.

Sean Connery

James Bond hace uso de su licencia para matar por primera vez en Dr. No (1962) cuando asesina al Profesor Dent. Lo vemos cuando Dent lo intenta a asesinar en el departamento de la señorita Taro. Con absoluta frialdad, el agente espera paciente a que Dent se haga presente para ultimarlo con sobriedad y sin absoluta culpa.

El rudo Bond de Connery vuelve a ser uso de su licencia en dos oportunidades más. En Operación Trueno (1964): En primer lugar, se ve claramente en la escena pre-créditos cuando asesina al Coronel Jacques Bouvar en un enfrentamiento cuerpo a cuerpo en su imponente casa en Francia. En segundo lugar, se lo percibe cuando asesina a Vargas (esbirro de Emilio Largo) mientras estaba teniendo un encuentro amoroso con Dominó disparándole con un arpón.

Vargas entendió el punto.

Roger Moore

Aunque podríamos catalogar al Bond de Moore como encantador o simpático, este hace uso de su licencia en cuatro oportunidades en diferentes películas. La primera vez lo hace en La Espía que me Amó (1977) durante una pelea con Sandor (secuaz de Stromberg) en Egipto donde trata de averiguar información sobre Fekkesh. Más avanzada la película, Bond tiene una formal charla con Stromberg y luego lo asesina disparando la fiel Walther PPK.

Brutal interrogatorio para seguir la pista de Fekkesh en Egipto.

Más avanzada la película, Bond tiene una formal charla con Stromberg y luego lo asesina disparando la fiel Walther PPK.

Stromberg recibiendo su merecido.

Del mismo modo en Sólo para sus Ojos (1981) Roger Moore demuestra que verdaderamente tiene licencia para matar pateando el Mercedes Benz de Emile Leopold Locque (con él dentro), desplomándose de este modo el auto en un barranco.

Bond empujando Locque en una impresionante escena de Sólo para sus Ojos.

Timothy Dalton

Timothy hace uso de su licencia en Licencia para Matar (1989) en tres oportunidades: En primer lugar cuando está investigando el muelle de Milton Krest se enfrenta con Ed Killifer (agente corrupto de la DEA) arrojándole una maleta llena de dinero provocado la inestabilidad de Killifer y haciendo que este caiga en el estanque de tiburones.

Al tiburón le agrado mucho cenar a Killifer.

La segunda vez que lo hace es cuando ve a su amigo Sharkey colgado de su bote y asesina a un buzo de Milton Krest disparándole con un arpón.

Finalmente, la utiliza en el enfrentamiento último con el villano Franz Sánchez en México. Allí Bond esgrime el encendedor que le había obsequiado Félix Leiter para quemar a Sánchez que estaba bañado de gasolina y así causar la explosión del camión cisterna.

James vengando a su amigo Félix Leiter en el espectacular final de Licencia para Matar.

Pierce Brosnan

La era Brosnan se inicia en Goldeneye (1995) y estrena su licencia para matar arrojando a su ex compañero del MI6, el agente 006 Alec Trevelyan, desde la antena de su base secreta en Cuba luego de protagonizar una increíble pelea. Trevelyan pretende salvarse aludiendo a la antigua expresión que ambos utilizaban (“For England, James”), pero esta vez Bond le dice “no, por mí…” y lo deja caer al vacío.

Espectacular final de Alec Trevelyan en Goldeneye.

En El Mañana Nunca Muere (1997) James encuentra a Paris Carver asesinada por el Dr. Kaufman en el cuarto del hotel Atlantic. Allí mantienen una conversación muy particular y en un momento Kaufman utiliza un gadget del teléfono celular de 007. Luego de quedar este fuera de combate (recibe una descarga eléctrica del adminículo), el agente lo ajusticia con su arma, la Walter P99.

El Mundo no Basta (1999) presenta dos claros asesinatos que realiza James Bond. El primero lo hace contra Davidov, el jefe de seguridad de Elektra King, mientras investigaba a Renard.

Por último, lo vemos ultimar a Elektra al final del film, cuando intentaba detener al villano.

Pierce Brosnan utiliza su licencia por última vez en Otro Día para Morir (2002) al intentar rescatar a Jinx en el palacio de hielo de Gustav Graves. Allí se enfrenta con Zao y lo mata de un modo singular, disparando contra una bellísima araña: ésta cae encima de Zao.

Daniel Craig

En este film donde se advierte una vuelta de tuerca sobre el personaje y se exhibe el origen de cómo Bond gana su status doble cero, lo podemos ver asesinando a dos traidores del MI6. En el principio de la película vemos de qué manera ultima a Fisher en un baño público y a Dryden en su oficina de República Checa.

Aquí vemos como James Bond obtiene su Licencia para Matar matando a Dryden y Fisher.

Por último, observamos de qué forma utiliza su condición 007 asesinando al moreno Mollaka después de una espectacular persecución en Madagascar.