Novedades

Querido espía... 30 aniversario de La Espía Que Me Amó - Por NICOLÁS SUSZCZYK

ADVERTENCIA: ESTE ARTÍCULO REVELA IMPORTANTES ESCENAS DEL FILM

El 3 de agosto de 1977 llegaba el décimo film de James Bond a las tierras descubiertas por Cristóbal Colón en 1492. La espía que me amó fue el primer film del agente 007 en no estar basado en una novela de Ian Fleming. El libro del mismo título fue publicado en 1962, y escrito por Fleming, y narraba la historia desde el punto de vista de Vivienne Michel, una francocanadiense que trabajaba en un motel en que dos matones la

007 X 3. ROGER MOORE EN SU TERCER INCURSIÓN EN EL ROL DE 007

EL SEÑOR Y LA SEÑORA ESPÍA. JAMES BOND (ROGER MOORE) DEBE COLABORAR CON ANYA AMASOVA (BARBARA BACH), EN UNA "NUEVA ERA DE COOPERACIÓN ANGLOSOVIÉTICA"

ARGUMENTO

El submarino británico Ranger es secuestrado y su tripulación es tomada prisionera, casi al mismo tiempo que el submarino ruso Potemkin. Esta situación alarma a M (Bernard Lee), jefe del MI6, y al líder de la KGB, el General Gogol (Walter Gotell): Ambos llaman a sus mejores agentes a investigar el caso. La inteligencia británica envía a James Bond (Roger Moore) y Rusia a la Mayor Anya Amasova (Barbara Bach). Ambos agentes deberán enfrentar a Karl Stromberg (Curt Jurgens), un multimillonario que pretende usar los misiles de los submarinos secuestrados para aniquilar a la población mundial y crear un mundo submarino.

PONIENDO EN MARCHA EL PROYECTO

Luego de su interpretación del rol de James Bond en Vivir y dejar morir (1973) y El hombre del revólver de oro (1974), Roger Moore, a los 50 años, regresa definiendo su versión de la creación de Ian Fleming, mostrando más seguridad, humor y audacia que en sus anteriores films. Junto a él, estelarizan este film Curt Jurgens, Barbara Bach, Caroline Munro, Milton Reid (que había aparecido brevemente en Dr. No), Michael Billington, Edward de Souza y Richard Kiel en el rol de Jaws (Mandíbulas), el famoso asesino poseedor de una mortal ortodoncia metálica. Desmond Llewelyn, Bernard Lee y Lois Maxwell repiten sus roles como Q, M y Moneypenny, mientras que tembién aparecen algunos personajes recurrentes, como Gogol (Walter Gotell), y su secretaria Rublevich (Eva Rueber Staier) y el ministro de defensa inglés Frederick Gray (Geoffrey Keen).

CUBBY Y BOND. ALBERT R BROCCOLI JUNTO A ROGER MOORE

NIEVE DE DÍA. WILLY BOGNER FILMANDO LAS ESCENAS DE ESQUÍ

La espía que me amó marcó también la primera vez que se hace un film de 007 sin la colaboración de Harry Saltzman. Este productor canadiense había formado una sociedad junto a Albert R "Cubby" Broccoli en 1962 para producir el primer film de la serie. En sus doce años de producción, Saltzman había tenido fuertes discuciones con Broccoli, además de pleitos con miembros del elenco de los films y problemas personales, por lo que decidió retirarse al finalizar El hombre del revólver de oro. Albert Broccoli se enfrentaba a un nuevo desafío: encargarse de un film de la magnitud de James Bond él solo.

Tras el pedido expreso de Ian Fleming de ignorar la novela, se llamó al veterano Richard Maibaum, y a Christopher Wood para escribir un argumento totalmente nuevo. Para establecer las maravillosas y exóticas tomas del film se contrató al cinematógrafo francés Claude Renoir, y se recontrató al magnífico escenógrafo alemán Ken Adam para los sets. John Glen volvió a editar escenas y Willy Bogner Jr y Rick Sylvester se dieron la tarea de fotografiar e interpretar las riesgozas y asombrozas secuencias de esquí que preceden los artísticos títulos de crédito de Maurice Binder. Como John Barry no pudo regresar a Gran Bretaña por enfrentar deudas, el encargado de musicalizar La espía que me amó fue el afamado compositor de Broadway, Marvin Hamlisch. El tema principal, "Nobody does it better" ("Nadie lo hace mejor"), fue interpretado por Carly Simon, con letra de Carole Bayer Sager. El encargado de dirigir el proyecto fue el director que diez años atrás dirigió Sólo se vive dos veces, Lewis Gilbert.

DANDO AVENTÓN. MOORE Y BACH POSAN JUNTO AL LOTUS ESPRIT ANUNCIANDO A 007. TEASER POSTER INGLÉS

ANÁLISIS

AL ESPÍA, CON CARIÑO

Fue anunciado como "El más grande y el mejor" film de 007. John Glen dijo " La Espía que me amó es una de las mejores, si no es que es la mejor de todas las de Bond". Es el film favorito de Roger Moore... ¿Será realmente tan buena?

Sí, lo es. A pesar de alejarse de la imagen fría y dura del Bond de los sesenta, esta aventura muestra la típica concepción del Bond de Roger Moore: playboy, mujeriego, seductor, valiente, heróico, y cómico, convirtiendo esta serie de films no ya en "acción" o "thrillers", sino en "comedia de acción", sin embargo, Moore aquí se ve de un modo un tanto diferente en una escena en particular: cuando Sandor (Milton Reid), un maton del villano Stromberg está al borde de caer desde una terraza y se sujeta de la corbata del agente, este le extrae la información que necesita y lo deja caer, comentando luego "Que tipo tan servicial...". El mismo villano muere asesinado a sangre fría por 007.

El Bond de Moore también tiene una conexión con su pasado, y se muestra visiblemente afectado cuando se le menciona el tema de su esposa asesinada. Se muestra sensible. "Respecto a ciertas cosas... lo soy", le comentará luego a Anya.

Otra cosa destacable de este Bond no es gracias al actor, sino al departamento de vestuario: además de vestir el característico esmóquin negro cruzado, Bond lucirá también un traje de esquí amarillo; una camisa y un pullover negro; un traje compuesto por un pantalón beige, camisa a rayas azules y corbata a tono; un traje sport color arena y el uniforme de comandante de la Royal Navy en sus dos versiones: de gala (con corbata) y de combate (una polera azul marino reemplaza a la camisa).

DEL ODIO AL AMOR HAY UN SOLO PASO. BOND Y ANYA SE "AMIGAN" UNA FOTO, POR FAVOR. MOORE Y BACH EN SUS ROLES

" DÈTENTE ", EN EFECTO

Una de las cosas destacables del film es, sin duda alguna, la relación entre James Bond y Anya Amasova. La relación amistosa entre el Reino Unido y la Unión Soviética. Esto se resume en un vocablo francés, el "dètente", palabra que usará Stromberg cuando 007 lo interroga en su guarida acerca de Anya, allí capturada.

Cabe destacar con mucha vehemencia las similitudes entre Bond y Anya, que durante la primer hora del film se la pasan peleando y amigándose, compitiendo, y uniéndose, tratando de colaborar en equipo... pero a la vez preocupándose por su reconocimiento personal. Comenzemos: la pareja de ambos muere asesinada: la mujer de 007 es aniquilada a pocas horas de la boda; el amante de ella es asesinado... por Bond; ambos son espías; ambos son los mejores agentes de sus respectivos servicios de inteligencia; los dos poseen un rango alto en una fuerza armada: ella es mayor, él es comandante; los dos poseen un código: él es 007, ella XXX, y los dos tienen un mismo objetivo: salvar al mundo que pertenecen. Entre ambos hay un tira y afloje diario: Bond desea unirse a ella, mientras que ella prefiere trabajar sola y competir contra él. La competencia no es sólo en la acción, sino fuera de él, particularmente en la escena en que ambos se encuentran investigando sobre Stromberg en la base egipcia de Gran Bretaña/URSS: Bond dice que el laboratorio de Stromberg "Está en Córcega, creo..." a lo que ella contesta desafiante y confidente "En realidad, señor, está en Cerdeña".

Anya Amasova es, sin duda alguna, quien mejor encaja la imagen de "James Bond femenina" injustamente otorgada a otras Chicas Bond que no le llegan a los talones. Pese a la mala actuación de Barbara Bach, la tensión entre ambos llega a capturar a la audiencia cuando ella, luego de que Bond confiese haber matado en defensa propia a su novio Sergei Barzov, promete matarlo al fin de la misión.

Continuando con la idea del "dètente", una relación bastante menos romántica pero amistosa hay entre M y el General Gogol. Ambos son líderes de potencias usualmente rivales, pero que se unen ante la eventualidad de los hechos. Gogol es para Inglaterra lo que El Profesor es para Félix el Gato: amigo a veces y enemigo en otras. Al ver que ambos agentes cuentan con lo que se necesita para participar de la misión, comenta "Supongo que talentos tan perceptivos como estos disfrutarán trabajando juntos en Cerdeña, y harán de la coopera