Novedades

El legado de Ian - Por NICOLÁS SUSZCZYK

"No desaperdiciaré mis días intentando prolongarlos. Usaré mi tiempo"

- Ian Fleming

NOTA: Para evitar confusiones, los títulos de las novelas y narraciones se encuentran escritas entre comillas (p. ej. "Quantum of Solace"), mientras que los films estarán escritos en cursiva (p. ej. Quantum of Solace).

Ian Fleming conoce a Sean Connery en el set de Dr. No (1962) El compositor Hoagy Carmichael, el hombre más parecido físicamente al Bond de Fleming.

Pasaron cien años de su nacimiento, que se celebrarán el 28 de mayo de 2008. Se trata de Ian Lancaster Fleming, y sobran palabras para definirlo: periodista, comandante, espía, banquero, escritor... un hobmre con una vívida imaginación y un gran sentido humorístico.

De su imaginación y sus experiencias vividas nació el agente secreto que hoy supera la veintena de películas y cuarenta libros escritos: James Bond. El agente secreto de Ian Fleming se formó en enero de 1952, cuando de su máquina de escribir dorada salieron las páginas de "Casino Royale", a la que luego siguieron "Live and Let die" y otras doce obras en las que se encuentran recopilaciones de relatos.

Bond se nos presenta en "Casino Royale" en el casino del título, sin permitirle al lector disfrutar de las locaciones exóticas que luego caracterizarían sus aventuras. Bond, recientemente ascendido a la categoría 00 (licencia para matar), debe vencer a Le Chiffre, agente de SMERSH (brazo ejecutor de la MWD, servicio de inteligencia ruso), y jugador compulsivo moroso de una deuda con la organización. Bond vence a Le Chiffre, soporta una horrenda tortura y luego se retira a ser feliz con su amada Vesper, felicidad que nunca llegará cuando ésta se suicide y revele en una nota su filiación con SMERSH. El agente jura seguir a los responsables de la traición de Vesper.

En 1954, a Bond se le asigna el caso de Buonaparte Ignace Gallia, o Mr. Big, gángster negro afiliado a SMERSH, que trafica monedas piratas y se vale del vudú como un arma. Esto sucede en "Live and let die". Las siguientes novelas son "Moonraker", donde Bond luchará contra el industrial Sir Hugo Drax, "Diamonds Are Forever", relacionada con el tráfico de diamantes, y "From Russia With Love", 007 marcado para la muerte por SMERSH.

"Casino Royale" y "Live and Let Die", las dos primeras novelas de Ian Fleming.

Tras ser malherido por Rosa Klebb al final de "From Russia With Love", James Bond se recupera y viaja a jamaica para enfrentarse al satánico Dr. Julius No en "Dr. No" y evitará un saqueo a Fort Knox en "Goldfinger", estas dos misiones en 1958 y 1959. La década del '60 se presentará con una recopilación de cinco relatos: "From A View to A Kill", "For Your Eyes Only", "Quantum of Solace", "Risico" y "The Hildenbrand Rarity", todos ellos bajo el título "For Your Eyes Only". La novela de 1961, "Thunderball", no será puramente creación de Ian Fleming, sino también de los guionistas Kevin McClory y Jack Wittingham, aunque Ian se haya "olvidado" de mencionarlos (por lo cual sería juzgado por plagio).

Mientras una asustada rehén de dos matones cuenta como fue salvada por James Bond en "The Spy Who Loved Me" (un libro que a Fleming nunca le gustó) se estrena Dr No en el Reino Unido, con Sean Connery en el rol de Bond. El agente se bifurcará en dos caminos: el Bond literario y el Bond cinematográfico, que guardan sus buenas diferencias. El film es relativamente fiel a la novela, con algunas alteraciones especuladas por motivos de márketing y adaptación a la época.

En Dr. No, 007 es, al igual que el libro, asistido por Honey Ryder, interpretada por Ursula Andress, actriz que será mencionada en "On Her Majesty's Secret Service", de 1963. Dicha novela es tan importante y especial como "Casino Royale", porque 007 se enamora por segunda vez y se casa por primera vez. No obstante, el villano Blofeld y su aliada Irma Bunt cambian su estado civil de casado a viudo con ayuda de una ametralladora que mata a su esposa Tracy di Vicenzo. Bond se desmorona y lo vemos débil y pesimista al comienzo de "You Only Live Twice", en 1964.

Mientras el Bond literario sufre y se deja llevar por la soledad, la tristeza y la venganza, el Bond del cine está en su gloria con las adaptaciones de De Rusia con Amor y especialmente Goldfinger, mostrando a un espía que roza la perfección, vence a los villanos y se lleva a la cama a cuanta mujer le plazca (sin dudar en abofetearla de ser necesario). La salud de Ian Fleming se deteriora entre el '63 y el '64: sufre de varias trombosis coronarias y, sin embargo, prefiere desfrutar de lo que le quede de vida a lo máximo. Así como siente que su vida se acaba, parece también querer acabar con la de su agente secreto: al final de "You Only Live Twice", James Bond se enfrenta a Blofeld en un castillo de Japón, lo estrangula y realiza una acrobacia digna del cine para escapar de su guarida (no en vano, es la era de 007 en el cine). El escape hace que pierda la memoria, y viaje a la ciudad de Vladivostok, en Rusia (una verdadera zona de peligro).

Goldfinger, el film que hizo famoso a James Bond. "Colonel Sun", la primer novela de Bond que no fue de Ian Fleming.

Ian Fleming escribe en 1964 su última novela de Bond, "The Man With the Golden Gun", pero muere el 12 de agosto de ese año, y debe ser terminada por sus editores. El libro es publicado en 1965, año que se estrena Operación Trueno, causando, al igual que Goldfinger, el éxito internacional de Bond. En 1966 se publica el compendio de relatos "Octopussy", que incluye "Octopussy", "The Living Daylights" y "The Property of a Lady", al que luego se le agregaría el relato "007 in New York" en ediciones del 2005.

1967 supone el estreno de Sólo se vive dos veces, que guardaba muy poca relación con la novela. Ese mismo año Charles K Feldman produce una adaptación cómica de Casino Royale, que es mucho menos fiel que Sólo se vive dos veces.

1968 no nos presenta a Bond en el cine, pero sí en las novelas: Kingsley Amis, escritor de "Lucky Jim" y admirador de Fleming, es elegido para retomar las aventuras del Bond literario en "Colonel Sun": en ella, Bond se enfrenta al coronel que lleva el título del libro, un comunista chino que secuestra a su jefe M. Desde allí en adelante, el Bond literario no existiría, haciendo que el legado de Ian Fleming se mantuviera solo en el celuloide. Es en 1969 cuando asociamos la palabra que Fleming plasmó en los libros en 1963 con imagen y sonido en Al Servicio Secreto de Su Majestad, que contaba con otro James Bond: George Lazenby. A pesar de que Lazenby era un perfecto extraño para los cinéfilos, resultó ser una extensión del Bond de Connery en un guión de Richard Maibaum que era casi un noventa por ciento fiel al libro de Fleming (final incluido).

Llegamos a la década del '70. En 1971 volvió Sean Connery con Los Diamantes Son Eternos, que, pese al trasfondo diamantífero y los casinos de Las Vegas, no era la novela de Ian Fleming. Algo parecido pasó con Vivir y dejar morir y El Hombre del Revóver de Oro en 1973 y 1974, ya con Roger Moore como Bond. Estas dos películas tienen poco relacionado con Fleming, en especial por Roger Moore, que pese a haber sido un 007 muy exitoso que atrajo a muchas generaciones al mundo Bond, interpretaba al agente como un hombre de acción que no se despeinaba y quería arrancarle una sonrisa a la gente usando la ironía y un tono de comicidad un tanto alejados de unos serios thrillers de acción escritos dos décadas atrás. Sin embargo, Moore presentaba una imagen caballerosa que se ajustaba un poco más a la idea del Bond de su creador.

Roger Moore en el set de Vivir y dejar morir. James Bond interpretado por Roger Moore en El Hombre del Revólver de oro

Estamos en 1977, cuando se estrena La Espía que me amó. Ian Fleming había pedido que sea lo menos fiel posible a su obra, y se cumplió su voluntad: Si en la novela la recepcionista de un hotel (que escribe en primera persona) es asaltada y torturada por dos matones que pretenden incendiar el hotel con ella adentro para cobrar el seguro y es salvada por un Bond con una llanta destrozada que necesita hospedaje, en el film producido por Albert R Broccoli, Bond se a