Novedades

UNITED ARTISTS: SU HISTORIA

Breve reseña general de la Compañía

United Artists, productora y distribuidora de cine estadounidense con base en Hollywood, fue fundada en 1919 por Charles Chaplin, Mary Pickford, Douglas Fairbanks y D. W Griffith para distribuir sus películas y las de otros cineastas. Entre los filmes por ellos producidos se encuentran La culpa ajena (1919, dirigida por Griffith), La marca del zorro (1920, de Fred Niblo) y Una mujer de París (1923, de Chaplin). Después de 1925, el estudio funcionó b

La llegada del cine sonoro y la pérdida de influencia de los fundadores en la compañía fueron fuente de problemas, pero tras asumir la distribución del filme de Alexander Korda La vida privada de Enrique VIII (1933), éste se convirtió en socio y la empresa inició la distribución de todas las películas de la London Films Productions. Aunque también se hizo con películas de David O. Selznick (como Rebeca, 1940, de Alfred Hitchcock) y del director británico Herbert Wilcox, las dificultades financieras no cesaron. Al contrario que otras compañías de Hollywood, se benefició de la legislación antitrust de 1948. Sin embargo, las pérdidas eran substanciales e iban en aumento. Finalmente, Korda, Pickford y Goldwin, enfrentados a menudo, vendieron sus acciones, mientras que otros como Selznik daban por concluida su colaboración con la United Artists.

Gracias al éxito obtenido por varias películas, entre las que se incluyen La reina de África (1951, de John Huston), Solo ante el peligro (1952, de Fred Zinnemann), Marty (1955, de Delbert Mann) y Con faldas y a lo loco (1959, de Billy Wilder) United Artists se constituyó en sociedad anónima. Fue comprada por la Transamerica Corporation y, con David Picker como presidente, se hizo con una serie de películas ganadoras de premios Oscar: Alguien voló sobre el nido del cuco (1975, de Milos Forman), Rocky (1976, John Avildsen) y Annie Hall (1977, de Woody Allen). Sin embargo, y a pesar de ciertos cambios en la dirección, no se pudo evitar el desastre económico de La puerta del cielo (1980, de Michael Cimino). La compañía estuvo a punto de arruinarse y en 1981 se fusionó con la Metro Goldwyn Mayer para formar la MGM/UA. La fusión fue adquirida por Ted Turner en 1986, quien más tarde vendería la United Artists a Kirk Kerkorian y la disolvería. Finalmente la compañía acabaría en manos de la Pathé Communications, que ha abandonado el nombre de United Artists por completo.

(Fuente: Enciclopedia Encarta)

La conexión Bond

¿Qué sería de United Artists si Ian Fleming (1908-1964) no hubiera creado a 007? Posiblemente, nada. Todo comenzó cuando al productor canadiense Harry Saltzman (1915-1994) se le ocurrió llevar todas las novelas protagonizadas por el héroe de Fleming a la gran pantalla, exceptuando Casino royale (1953), que ya habia sido vendida al productor ruso Gregory Ratoff . “Lei todos los libros” dijo en una entrevista en 1987, “Y mi abogado de Londres, Brian Lewis, fue tambien el de Ian (Fleming)...”

Sin que Saltzman lo supiera, un productor ítaloamericano, Albert Romolo “Cubby” Broccoli (1909 - 1996), también pretendía llevar a 007 a las salas de cine.

Wolf Mankowitz, un amigo mutuo, le presento a Harry Saltzman . Desde ese momento, ambos fundaron la productora EON -acrónimo de las palabras Everything Or Nothing, es decir Todo O Nada- para producir los films de 007. Luego de que Columbia se negara, los productores entragaron las propiedades a United Artists, cuya sede en Londres era aficionada a las novelas de Fleming. Los dos firmaron un contrato de seis películas con United Artists.

Llegó 1962, y Dr. No fue elegida como la primer novela trasladada al cine –se había pensado en Operación Trueno, pero por problemas legales no pudo tener el honor– y fue estrenada en Gran Bretaña. El film fue un éxito. Luego le tocó el turno a De Rusia con Amor (1963, la favorita de Saltzman), Goldfinger (1964, un éxito de taquilla), Operación trueno (1965, otro éxito), Sólo se vive dos veces (1967), Al servicio secreto de su majestad (1969), Los Diamantes son eternos (1971), Vivir y dejar morir (1973), El hombre del revolver de oro (1974, la última película que Saltzman produjo), La espia que me amo (1977) Moonraker (1979), y Solo para sus ojos (1981).

La guerra de los Bonds

Llegé 1983, y 007 volvería en Octopussy. Ese año –desde 1973 interpretado por Roger Moore– Bond competiría con su mayor rival: él mismo, interpretado por Sean Connery (quien renuncio en al rol de 007 en 1971) en Nunca digas nunca jamas, una remake de Operación Trueno, producida por Kevin McClory, el dueño de los derechos de autor de la novela y el film --recuérdese que Operación Trueno era en realidad un guion llamado Longitude 78 West, escrito entre Fleming, McClory y Jack Wittingham. Cuando el proyecto no dio resultado, Fleming convirtio el guion en el libro Operacion Trueno, y Kevin McLory enjuicio a Fleming por plagio. McClory resulto ganador, y se quedo con los derechos del film, lo cual le permitié hacer una remake de éste. Mientras Connery competía contra Moore, la United Artists competia contra la produccion conjunta entre Taliafilm / Warner Bros. El resultado fue que Octopussy, el Bond oficial, y, por lo tanto, United Artists, resultaron ganadores.

En 1987, United Artists formaba parte de MGM / UA y estrenaron Su nombre es peligro, y dos años más tarde Licencia para matar. 007 volvió en 1995 y United Artist estrenó un logo nuevo, que por vez unica mostraba las palabras UNITED ARTISTS y no sus iniciales, UA.

El fin de una larga amistad

Llegó El mundo no basta en 1999, y la United Artists formaba parte de Pathe Communications, mientras que MGM, que cumplía su 75 aniversario, adornaba la ultima pelicula de 007 del milenio que lo vio nacer. El mañana nunca muere (1997) fue el último film en que se vio el logo de United Artists. En la reciente Otro dia para morir (2002), el leon de MGM vuelve a copar la pantalla. Metro Goldwyn Mayer, tras una crisis financiera, podría ser comprada por la 20th Century Fox, y quizás en el 2006, antes de que 007 dispare a la platea, veremos el logotipo de la famosa y legendaria productora. Pero los bondmaniacos seguiran extrañando sin duda alguna al clasico logotipo de nuestra querida productora...

NICOLÁS