Novedades

Timothy Dalton el Bond shakespereano

Timothy Dalton el Bond shakespereano Por Rafa Di Gangi



Es 1985, Roger Moore se despide en A View to a Kill, como James Bond después de 11 años y la saga nuevamente se quedo sin su estrella principal (le paso con Connery en 1971).
A Albert Broccoli le tocaba nuevamente el desafío de elegir un nuevo Bond, pero esta vez no había tiempo para equivocaciones.
Durante 11 años (7 films) Roger le dio un encanto al personaje, lo volvió más humano, con muchos toques de humor típico ingles, pero en cierta manera se fue alejando del verdadero perfil de 007 creado por Ian Fleming. Los productores (ya con Michael G. Wilson y Barbara Broccoli ) querían retomar la senda marcada por Sean Connery en “Desde Rusia con amor (1963) Y Goldfinger (1964)”.
Llegamos a la pre-producción en 1987 y el candidato ideal es Pierce Brosnan, porque se le ve un parecido a Moore y Connery y porque en su serie de Tv "Remington Steele”, luciendo en muchas ocasiones el smoking, da el perfil de un muy buen James Bond, es sofisticado, atractivo y tiene el típico humor inglés. Evidentemente era el elegido, sin tener que hacer tantos castings, Pierce daba con la talla y el éxito estaba casi asegurado. Pero los productores de Remington Steele decidieron filmar una temporada más (con todo elenco incluido a quienes les renovó contrato) y no permitieron al irlandés ponerse en la piel del agente secreto. El sueño de Brosnan de encarnar James Bond con licencia para matar y el de su esposa Cassandra Harris (Condesa Lisl) actriz de “Solo Para Tus Ojos” quedaba trunco y la posibilidad de ser 007 era un imposible.
Broccoli con todas sus cartas en contra, con la pre-producción en marcha, pero sin su 007-Brosnan, decidió que la elección del nuevo Bond fuera Timothy Dalton (El galés que había sido candidato en 1969 descartado por ser muy joven y en 1973 desplazado por Moore) que daba el perfil del agente secreto literario creado por Fleming.
En “The Living Daylights y en Licence to Kill” vemos un Bond más frío, calculador , con muy poco humor y con el perfil de un agente secreto al servicio de su majestad mas emparentado con la obra de Ian Fleming.
Si trazamos un paralelo a lo actual en” Skyfall y Spectre”, el Bond de Dalton es igual o muy parecido al de Daniel Craig, quizás más en “Licence to Kill”, ambas historias son excelentes y el marco (a lo que nos tiene acostumbrado la saga con sus lugares por todo el mundo) es extraordinario. A Timothy Dalton no le pesa la sombra del gran Connery y del carismático Moore, tampoco ser el reemplazo de “emergencia” de Brosnan, su 007 es propio ,sin copias o imitaciones, no quiere parecerse a sus antecesores, no le interesa, es más, en su momento declaró que volvió a leer libros de Ian Fleming para poder entender el personaje, saber más y por supuesto como buen shakespereano comprometerse 100% con el personaje.
Timothy Dalton es un muy buen Bond, quizás el tiempo no lo ayudó, y sumado, por esos años EON mantenía una cruzada legal por los derechos de 007 que enfrió las producciones siguientes y el galés decidió dejar el personaje.
Pero tanto en “The Living Daylights y en Licence to Kill” el actor esta a la altura del personaje, le dio otro perfil, otra identidad (tal vez lo más parecido al 007 literario) que en su momento no fue comprendido por el publico fans de 007 y por los productores, tal vez, hoy en día vemos que es lo que se busco a partir de Casino Royale con Craig.