Novedades

James Bond

Descendiente de Norman Le Bond (1180), Sir Otto Bond (1387), que poseía el Señorio de Whickham's Brew por un feudo del Conde de Thanet, y Sir. Thomas Bond, Baronet de Peckham fallecido en 1734, su escudo de armas, creado por Syd Cain, contiene el lema familiar "Orbis Non Sufficit" (El mundo nunca es suficiente).

James Bond nace en Zurich, aunque su fecha de nacimiento es una incógnita. Según John Pearson en James Bond: The Autorized Biography, éste nace el 11 de noviembre de 1920 en Wattenscheid, Alemania. No obstante, si nos fijamos en el obituario de la novela "Sólo se vive dos veces" (1964), se fecha su entrada al Ministerio de Defensa el año 1941, a la edad de 17 años. Por tanto, habría nacido el 1924. Sin embargo, un tercer elemento en discordia aporta mayor confusión: En "Desde Rusia con amor" se dice que entra en el Servicio Secreto en 1938, lo que le daría un año de nacimiento entre 1919 y 1920. Finalmente, la teórica adquisición de un Bentley nuevo en el año 1933 implicaría que ya cobrara un salario y retrasaría su edad de nacimiento aproximándose a la de Ian Fleming (1908).

Su padre, Andrew Bond, era un escocés de Glencoe. Su madre, Monique Delacroix, una suiza procedente de Caton de Vaud, cuyo nombre proviene de una antigua novia suiza de Ian Fleming. Ambos se conocieron escalando los Alpes suizos y, debido a la diferencia de edad, 30 y pico y 15 respectivamente, tuvieron que vivir su historia de amor a regañadientes con la familia de clase alta de Monique.

Con el transcurso de los años la relación de la pareja se va deteriorando debido al distanciamiento que provoca el trabajo de Andrew, representante de la empresa de armas Metro-Vickers. La familia se desplaza primero a Alemania y luego a Egipto. Monique se relaciona con otros hombres, no cuida a sus hijos Henry y James, e incluso llega a decirle al segundo que no le quiere. Cuando Bond cuenta 11 años, y con la voluntad de enderezar la relación, Andrew lleva a Monique de nuevo a los Alpes suizos donde mueren trágicamente en un accidente de montaña en Aiguilles Rouges sobre Chamonix, Francia.

James Bond y su hermano mayor Henry Bond, son enviados a vivir con su erudita tía Charmain Bond en la pintorescamente llamada aldea de Pett Bottom cerca de Canterbury, en Kent. Allí, su tía completará su educación escolar. Alrededor de los 12 años, Bond entra en el Colegio Eton, donde estaba apuntado por su padre desde el día de su nacimiento, y de donde es expulsado dos semestres más tarde por problemas con la institutriz que les cuidaba. Su tía consigue que lo trasladen a Fettes College, en Edimburgo, antigua escuela de su padre, donde destacará en los deportes, especialmente el boxeo, representando en dos ocasiones a Fettes College en pesos ligeros, y fundando la primera clase de judo con rigor de la escuela pública inglesa.

Con 16 años, de vacaciones en París, James pierde la virginidad. Con 17 años, deja Fettes, asistió brevemente a la Universidad de Génova, y en 1941, fingiendo la edad de 19 junto con la ayuda de un antiguo compañero de trabajo de su padre en Metro-Vickers, entra en lo que acabaría siendo el Ministerio de Defensa como alférez de navío de la Sección Especial de la Marina Real en la Reserva de Voluntarios (RNVR), y finaliza la guerra ostentando el cargo de Comandante.

Según el obituario de la novela "Sólo se vive dos veces" (1964), es éste el momento en que se úne al Servicio Secreto. No obstante, "Desde Rusia con amor" (1957) dice que ya habría ocurrido en 1938. Tras ingresar en el Servicio Secreto, obtuvo su rango de "00" al matar a un japonés en Nueva York y a un doble agente noruego en Estocolmo.

Posteriormente se casaría con Teresa Draco, hija única de Marc-Ange Draco, de Marsella, de quien enviudaría el mismo día de la boda tras su trágico asesinato.

En las descripciones de James Bond a los largo de las novelas de Fleming, el agente 007 tiene una planta esbelta impecable, mide 1,83 cm. y pesa 76 kilos, además de un atractivo y un misterio y profundidad en sus rasgos, hipnóticos.

Bond tiene el pelo negro, peinado hacia la izquierda de forma descuidada, con un mechón rebelde que cae sobre su frente. Sus ojos azules, grandes e iguales bajo sus cejas rectas más bien largas y negras, le confieren una mirada calmada e irónica. Bajo su nariz larga y recta, un pequeño labio superior perfila una boca amplia y finamente dibujada, aunque cruel. Su rostro, de piel morena tostada por el sol, termina en una barbilla de línea recta y firme.

En cuanto a rasgos característicos encontramos una delgada cicatriz de tres pulgadas en la mejilla derecha, otra en el hombro izquierdo, y señales de cirugía plástica en el dorso de la mano derecha. Así pues, si se deseara dibujar su rostro, probablemente el personaje presentado por Fleming y el de las tiras cómicas de John McLusky serían lo más aproximado. El propio Ian Fleming lo describe en su novela Casino Royale como alguien parecido a Hoagy Carmichael, aunque más frío y rudo.

ESTILO DE VIDA
En la novela Casino Royale, Bond explica que el hecho de ser soltero y, especialmente, su meticulosidad en todo lo que hace, son los principales motivos que le hacen ser tan particular en las comidas. Los huevos revueltos son su plato preferido en las novelas, mientras que sus preferencias culinarias en el cine tienen el máximo exponente en el caviar Royal Beluga, concretamente el procedente del norte del Caspio y mezclado con yema de huevo.

Su comida del día preferida es el desayuno. Cuando se encuentra en Londres, toma un huevo hervido durante 3'20 exactamente. Según Fleming, en Inglaterra Bond se alimenta de lenguado a la parrilla, huevos de gallina y roast beef con ensalada de patatas. También le gustan las colas de langosta gratinadas, las croquetas de Lucio, y el foie gras. El mejor banquete de su vida transcurre en Goldfinger tomando cangrejos con mantequilla derretida y champán. Y en Diamantes para la eternidad confiesa a Tiffany Case, que su idea de una chica que se le parezca es aquella que sabe hacer tan bien la salsa bernaise como el amor.

La principal diferencia entre novelas y cine, es que en el primer caso Bond es alguien que disfruta comiendo bien y de forma saludable. No obstante, en las películas se convierte en un gourmet que encima aprovecha para alardear de sus conocimientos. Sirva de ejemplo su interés en mostrar a M su máquina de café expreso en Vive y deja morir, la elaboración de una quiché en Panorama para matar o, incluso, reconocer un agente de SPECTRE en Desde Rusia con amor por el hecho de pedir vino tinto con pescado.

Aunque beber relaja a Bond, nunca toma más de una copa antes de cenar. Eso sí, la que tome debe ser grande, fuerte y muy bien hecha. Para acompañar el caviar prefiere un Don Perignon del 46 en las novelas, o un Don Perignon del 53 por encima de los 38º Fahrenheit (3º C) en el cine. Aparte del café turco servido no muy dulce, Bond digiere numerosas bebidas, todas ellas alcohólicas, aunque odia el té y prefiere el Martini seco con vodka, agitado, no removido, y acompañado por una corteza de limón. En la novela Casino Royale, 007 bautizará su martini con vodka con el nombre de Vesper, en referencia a una agente doble llamada Vesper Lynd, en la película Casino Royale (2006), lo bautiza Vesper, en honor a la mujer que le robó el corazón Verper Lynd, porque «una vez que lo pruebas, no quieres otra cosa». Mientras que Henderson, en Sólo se vive dos veces, le servirá la bebida preparada justo al revés.

Existen distintas teorías alrededor de la elaboración "Agitado, no mezclado", o "Agitado, hasta que esté frío" del martini de Bond. Andrew Lycett, biógrafo de Fleming, afirma que este consideraba que remover puede disminuir los sabores respecto el agitado. Por otro lado, se sabe que el martini agitado estará más frío que removido, básico para que el sabor