Novedades

GoldenEye 2010: aún no termina el juego - por NICOLÁS SUSZCZYK

GoldenEye 007 revolucionó sin duda alguna, la historia de los videojuegos de acción. Antes de 1997, el año de lanzamiento del videojuego de RareWare basado en el film estrenado dos años atrás y protagonizado por Pierce Brosnan, los videojuegos, sean de acción o no, eran bastante rudimentarios y monótonos.

En los juegos de acción, plataformas o aventuras, no había otros objetivos más que matar a todos los enemigos, recolectar moneditas, o hacer alguna que otra pirueta... y se pasaba de nivel. Pero GoldenEye 007, para Nintendo 64, fue bisagra en la historia de los videojuegos: uno tenía más cosas que hacer que matar a todos. No era todo tan fácil: había que implantar rastreadores en helicópteros, colocar bombas en tanques de gas, encontrarse con aliados y evitar que a uno se le escape un disparo inoportuno que podría hacer fallar toda la misión. Los enemigos tampoco eran las marmotas de Super Mario, que uno simplemente las aplastaba para aniquilarlas, o los aliens de Doom, que caían abatidos por unos simples tiros. No. Incluso el más desapercibido de los soldados era un perfecto catador de balas: podía sobrevivir a balas en la pierna y en el estómago, y caer épicamente en el campo de batalla de un balazo en la cabeza, siempre y cuando no usara casco. Y ante una emergencia, podían correr a activar una convieniente alarma situada en algún sector de la instalación. Dicho todo esto, GoldenEye 007 es sin duda alguna el padre de todos los videojuegos modernos de acción, sean de James Bond o no.

Desde 1999, los juegos de James Bond, a cargo de la compañía Electronic Arts, pasaron por varios matices: el aceptable Tomorrow Never Dies, el tibio 007 Racing, y el interesante The World Is Not Enough para PlayStation 1. Siguieron las historias originales de EA, para las nuevas consolas (PS2, GameCube, XBOX): Agent Under Fire, que no hizo mucho ruido; 007 Nightfire, bastante bueno; Everything or Nothing, espectacular; GoldenEye Rogue Agent, poco Bondiano porque Bond ni aparecía, y From Russia With Love, que no logró llamar la atención ni aún con la apariencia y la voz original de Sean Connery. Activision obtuvo los derechos en 2008 y lanzó para la nueva generación (PS3, Nintendo Wii, XBOX 360) un juego basado en Casino Royale y Quantum of Solace, titulado con el título del último film. Buen juego, pero sin el "ambiente" Bond que EA supo captar.

¿Cuál es la aparente nueva apuesta de Activision?

Una nueva versión de GoldenEye 007.

El rumor se viene barajando desde hace unos años, cuando el mítico juego de Nintendo 64 cumplió su década. Rare había pensado una versión para XBOX 360 que poco después se canceló, y a su vez había salido el GoldenEye Source, un programa que agregaba al conocidícimo Half-Life los personajes, armas y escenarios del clásico videojuego. Lo cierto es que ahora, con una tecnología mucho más revolucionada, que permite mejor definición, mejor detalle y gran amplitud de objetivos a desarrollar, se ha rumoreado que 2010 podría ser el año de lanzamiento de esta remake del clásico juego de James Bond, que sería presentado en la exposición E3 de Los Angeles, Estados Unidos.

Según el sitio web GoNintendo (www.gonintendo.com), fue un vocero anónimo de Activision el que anunció la salida del nuevo GoldenEye 007. Adjuntó también posibles bosquejos para la carátula del juego, y una versión del control remoto para la Nintendo Wii, que se trata de un subfusil dorado. Además, esta fuente anónima proveyó una sinopsis para el juego.

Según esta sinopsis, el juego nuevo reemplazaría el rostro de Pierce Brosnan, protagonista del film que inspiró al juego, por el de Daniel Craig, el actual Bond de Casino Royale y Quantum of Solace. No obstante, se mantendría la historia del original y los escenarios clásicos: las calles de San Petersburgo (persecusión del tanque incluida), las instalaciones de Severnaya, y la cuna de la Antena en Cuba. Además, regresaría la clásica pistola PP7 (es decir, la Walther PPK, rebautizada por derechos de autor), los rifles de francotirador y de asalto, además del ya mencionado tanque que en el juego original, en contraste con la película, aparecía en dos misiones: la huída del laboratorio de Arcángel y las calles de San Petersburgo. También se mejoraría el modo multijugador, permitiendo la característica división en cuantro pantallas que tenía el juego de 1997, y además una opción para jugar contra ocho contrincantes en red.

Rare anunció recientemente no tener relación alguna con el nuevo proyecto, aunque según un Currículum Vitae que se filtró se anunciaron como posibles proveedores Eurocom (que había participado en The World Is Not Enough, 007 Nightfire y Quantum of Solace) y Activision.

Acabada toda la información disponible sobre este posible proyecto, nos queda reflexionar el gran impacto de GoldenEye 007 como juego. Tal es así que el juego simplemente se puede separar de Bond, de Rare, de Nintendo 64 y aún así ser una leyenda, una leyenda que posiblemente se vuelva a repetir. Resultaría imposible reemplazar al clásico juego por más moderna y más jugabilidad que ofrezca la nueva versión, pero sin duda alguna este nuevo GoldenEye será un festín para los nostálgicos. Es la revancha de un clásico en los tiempos modernos, y también la aceptable rareza de ver un nuevo Bond como Daniel Craig en los zapatos de Pierce Brosnan. Quedará la duda de si se podría generar un nuevo elenco para los personajes como Xenia Onatopp, Natalya Simonova y Alec Trevelyan, que según esta sinopsis estarían volviendo, o si se recontratará al reparto original para que provea las voces de los personajes que interpretaron en 1995, cuyo talento vocal no se pudo aprovechar dada las entonces pocas limitaciones de la Nintendo 64.

Causa ya emoción sólo pensar en una recreación del laboratorio de Arcángel, las instalaciones de Severnaya, el detalle de los personajes, y volver a manejar el tanque arrollando a todo el que se cruce. Sería bueno también incluír nuevas misiones, como la de espiar a Xenia saliendo del casino, cancelada de la versión original, o una visita al laboratorio de Q, al estilo de los juegos Everything or Nothing y From Russia With Love. La posibilidad de escapar en motocicleta y alcanzar el avión en caída libre como en el film, posibilidad que no se daba en el juego de Rare. Y por que no una pelea a puño limpio con Alec Trevelyan en la insegura plataforma de la antena cubana.

Las nuevas tecnologías sin duda alguna podrían llevarnos a permitirnos explorar lo que la Nintendo 64 nos impedía, haciendo de esta nueva versión del GoldenEye la resurrección de un mito, la posibilidad de abrirnos puertas que la primera versión no podía abrirnos, más allá de lo genial y revolucionadora que era. Y la posibilidad de cambiarle el rostro a Brosnan por Craig es algo extraña, pero tampoco es una mala idea.

La posibilidad de un nuevo GoldenEye es muy tentadora.

Fuente: GoNintendo (www.gonintendo.com)

Imágenes: MundoRare (www.mundorare.com)

Nicolás Suszczyk