Novedades

Casi Royale review - Por NICOLÁS SUSZCZYK

ADVERTENCIA: EL SIGUIENTE ARTÍCULO REVELA PARTES MUY IMPORTANTES DEL FILM. NO SE RECOMIENDA LEER SI AÚN NO SE HA VISTO LA PELÍCULA.

FICHA TÉCNICA

TITULO ORIGINAL: Casino Royale

DURACIÓN: 144 min.

AÑO: 2006

ORÍGEN: Gran Bretaña / EE UU / Alemania / Rep. Checa

DIRECCIÓN: Martin Campbell

PRODUCCIÓN: Michael G Wilson y Barbara Broccoli

GUIÓN: Neal Purvis, Robert Wade y Paul Haggis

ESCENOGRAFÍA: Peter Lamont

EDICIÓN: Stuart Baird (ACE)

VESTUARIO: Lindy Hemming

FOTOGRAFÍA: Phil Mehéux (BSC)

CLASIFICACIÓN: PG-13 (Apta mayores de 13 años)

REPARTO:

DANIEL CRAIG (James Bond), EVA GREEN (Vesper Lynd), MADS MIKKELSEN (Le Chiffre), CATERINA MURINO (Solange), JESPER CHRISTENSEN (Mr White), IVANA MILLICEVIC (Valenka), SIMON ABKARIAN (Alex Dimitrios), TOBIAS MENZIES (Villiers), GIANCARLO GIANNINI (Rene Mathis), JEFFREY WRIGHT (Felix Leiter), JUDI DENCH (M), ISAACH DE BANKOLÉ (Steven Obanno), CLAUDIO SANTAMARÍA (Carlos), JOSEPH MILLSON (Carter), EMMANUEL AVENA (Leo), CLEMENS SCHIK (Kratt), SEBASTIEN FOUCAN (Mollaka), DAUD SHAH (Fisher), MALCOM SINCLAIR (Dryden), LUDGER PISTOR (Mendel), CARLOS LEAL (Crupier), CHARLIE LEVY LEOY (Gallardo), URBANO BARBERINI (Tomelli), TSAI CHIN (Madame Wu), ADE (Infante), LAZAR RISTOVSKI (Kaminovski), VERUSCHKA (Grafin Von Wallestein), TOM SO (Fukuto), CHRISTINA COLE (Recepcionista del Ocean Club), PHIL MEHÉUX (Agente de la Tesorería), MICHAEL G. WILSON (Jefe de Policía).

ARGUMENTO

Tras ascender a la exclusiva categoría 00, que le otorga licencia para matar en el curso de una investigación a los agentes del MI6, luego de eliminar a un corrupto jefe de estación y a su contacto pakistaní, James Bond (Daniel Craig), identificado con el número 007, se encuentra en una villa miseria de Madagascar con su colega Carter (Joseph Millson) observando un combate entre una mangosta y una cobra. Ambos investigan a un terrorista llamado Mollaka (Sebastién Foucan). El plan marcha bien, hasta que Mollaka descubre a los agentes y se da a la fuga. 007 lo persigue, pero el terrorista se refugia en la Embajada de Nambutu. Haciendo caso omiso de la ley de asilo político, Bond irrumpe en la embajada y, tras un tiroteo, lo mata. Bond es filmado por una cámara de seguridad. En el celular de Mollaka, 007 ve un mensaje de texto que dice “ELLIPSIS”.

Bond se infiltra en la casa de M (Judi Dench), su jefa, y rastrea las llamadas del celular del terrorista, enterándose que el mensaje fue enviado desde las Bahamas. Tras una discusión con su jefa, Bond se dirige allí, donde se topa con Alex Dimitrios (Simon Abkarian). Lo destroza en una partida de Poker Hold’em, le gana su Aston Martin DB5 de 1964, y se acuesta con su esposa Solange (Caterina Murino). Solange le dice a Bond que su marido va camino a Miami. 007 lo sigue y ambos se enfrentan en Body Worlds, un museo donde se exponen los sistemas del cuerpo humano. Bond lo mata y persigue a Carlos (Claudio Santamaría), su contacto, un terrorista que planea estrellar un camión cisterna con explosivos en el nuevo prototipo de avion de Skyfleet en el Aeropuerto Internacional de Miami. Bond lo elimina, y evita una masacre, pero es arrestado.

Mientras tanto, Le Chiffre (Mads Mikkelsen), banquero de los terroristas del mundo e integrante de una organización terrorista, se entera del fracaso de su plan. Le Chiffre pretendía destruir el nuevo prototipo de Skyfleet para dejar a la empresa en la quiebra y hacer una fortuna, como ya había hecho el 11 de Septiembre con las acciones de Boeing.

Bond es liberado de la cárcel y se reúne con M en las Bahamas, en la casa de Dimitrios, donde se entera que Solange está muerta. Aparentemente, como Bond mató a Dimitrios, no tenían a nadie más que interrogar y, por eso, torturaron y mataron a su esposa. La jefa del MI6 le explica a Bond que Le Chiffre organizó un torneo de Póker Hold’em con apuestas altas en el Casino Royale de Montenegro, y como Le Chiffre no tiene dinero, usará el de Steven Obanno (Isaach De Bankolé), su cliente. Para desazón de M, Bond es el mejor jugador del servicio, por lo que será enviado a Montenegro, no sin antes recibir un implante de un chip rastreador para ser localizado en todas partes donde vaya.

En Montenegro, Bond se alía con Vesper Lynd (Eva Green), contadora de la Tesorería Británica, y Rene Mathis (Giancarlo Giannini), agente del MI6 en Montenegro. Más tarde, se dirige al Casino Royale. Allí se alía con Felix Leter, agente de la CIA, y también sobrevive a un infarto y a un peligroso combate contra Steven Obanno. Finalmente, Bond vence a Le Chiffre.

Tras su victoria, Bond cena con Vesper en el Hotel Splendide, cuando Mathis le envia un mensaje de texto solicitando su prescencia. Pero Mathis realmente trabaja para Le Chiffre y Vesper es secuestrada. Bond persigue al auto de Le Chiffre, pero choca y también es secuestrado. Le Chiffre, entonces, tortura a Bond azotándolo en sus genitales con una soga para que le revele la contraseña de su cuenta donde está el dinero ganado. Bond resiste al menos cinco golpes cuando repentinamente llega el Sr. White (Jesper Christensen), superior de Le Chiffre en la organización terrorista y lo mata de un tiro en la cabeza por no conseguir el dinero a tiempo.

Mientras se recupera en un hospital de Venecia, Bond le declara su amor a Vesper y decide renunciar al servicio secreto para comenzar una nueva vida con ella, pero aún le esperan varias sorpresas en el camino.

CRÍTICA – “IAN FLEMING ESTARÍA ORGULLOSO”

Esperamos cuatro años para el regreso de 007, desde su vigésima aventura Otro día para morir en el 2002 (Estrenada en Argentina en 2003). Esperamos aún más para la adaptación oficial de CASINO ROYALE, la novela escrita por Ian Fleming en 1953: Recordemos que Albert R Broccoli y Harry Saltzman (fundadores de EON, productora de los films de Bond) no pudieron contactar a Charles K Feldman, poseedor de los derechos del libro, que lo llevó a la pantalla en forma de comedia en 1967. Más de una vez especulamos cómo hubiera sido el film con los cinco primeros Bond: Connery, Lazenby, Moore, Dalton o Brosnan... Cuando ya todo el plan de oficializar CASINO ROYALE y poner punto final a una de las más grandes incógnitas en la historia de Bond parecía haber acabado, llegó 2002, año en que los derechos de la sátira del ‘67 y la novela llegaron a las manos de MGM. Cuando la producción de Otro día para morir finalizó, los productores Michael G Wilson y Barbara Broccoli decidieron alegrar a los fans del Bond literario y, por fin, decidieron que la vigesimoprimer película de 007 sería la adaptación oficial de CASINO ROYALE, que terminaría con las versiones no-oficiales del ’54 y del ’67.

Al tratarse de un libro que revela parte de la historia de Bond, y al ser su primer misión tras ser ascendido a la categoría 00, los productores deciden seguir las sendas de otras sagas y no convertir el guión en un film como cualquier otro, sino en una precuela de toda la serie Bond. Rápidamente se anuncia a