Novedades

Dr. No, 44 aniversario - EDITORIAL

Un día como hoy, 5 de octubre, se estrenaba hace cuarenta y cuatro años en Gran Bretaña la primer película (no cronológicamente hablando) de James Bond.

Este film está basado en la sexta novela de Ian Fleming, publicada en 1958, y sigue de una forma medianamente fiel el libro.

El Comandante John Strangways (Timothy Moxon) y su secretaria Mary Trueblood (Dolores Keator) son asesinados al intentar informar a Londres sobre las actividades de un científico chino conocido como Dr. Julius No (Joseph Wiseman), por lo que M (Bernard Lee, en la primera de sus once apariciones como jefe de la Inteligencia Británica), el jefe del MI6, envía a su mejor agente James Bond (Sean Connery, en la primera de seis apaiciones oficiales como 007) a Jamaica. Una vez allí, comienza a ser perseguido y marcado para la muerte por diversos agentes del Dr. No: Annabel Chung (Margeret LeWars), una supuesta fotógrafa del Daily Gleaner; Los “Tres Ratones Ciegos”, tres hombres de color que se hacen pasar por ciegos pero que su verdadera ocupación es asesinar a todo el que se cruze en el camino de No; El Profesor Dent (Anthony Dawson), un geólogo que aparentaba ser amigo de Strangways y Miss Taro (Zena Marshall), de día la secretaria del diplomático Pleydell Smith, de noche, el cebo para capturar a Bond.

007 se alía con Quarrel (John Kitzmiller) y Felix Leiter (Jack Lord, el primero de los ocho actores en interpetar a Leiter), ambos agentes de la CIA. Bond y Quarrel visitan Crab Key (Cayo Cangejo), la “isla privada” de No, donde conocen a Honey Rider (Ursula Andress), una coleccionista de caracoles infiltrada en la isla del Dr. No. Los tres son descubiertos, y, tras un combate contra los “dragones” (en realidad, tanques con lanzallamas disfrazadas como un dragon), Quarrel es quemado vivo y el as de los espías y la lugareña Honey son apresados y llevados ante el Dr. No, que les explica su plan de interceptar los misiles lanzados al espacio desde Cabo Cañaveral (ahora Cabo Kennedy) para dominar al mundo. También le cuenta a 007 que trabaja para la organización SPECTRE (Sociedad Para Ejecución del Contraespionaje, Terrorismo, Rebelión y Extorsión).

La cuenta regresiva comienza y 007 debeá sortear todos los obstáculos que se metan en su paso para evitar que el mundo quede en manos del infame Dr. No.

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

La primer película de James Bond sobresale porque veremos por primera vez los elementos típicos que compondrán las aventuras posteriores: La presentación de Bond, Los títulos, la música, El gunbarrel (cañón del revólver, unidos a los títulos por primera vez). Tiene buenos diálogos y memorables escenas de acción y carece del gran despliegue de efectos especiales que le seguirán a las próximas películas, así como de los gadgets entregados por Q que le salvan la vida.

Sin embargo, Dr. No no es un film perfecto: llega a ser larga y aburrida durante varios momentos y tampoco tiene la acción de sus películas susesoras. No es para nada una mala película, pero no es tan buena como otras de Connery como 007.

Sean Connery actúa de forma excelente, pese a no ser “el Bond de Ian Fleming”, y su imagen como Bond es recordada muy bien por los fans de James Bond de cualquier generación. Joseph Wiseman hace un Dr. No inolvidable y su diálogo con el agente 007 son muy buenos... el Dr. No representa al típico villano omnipotente al que temen desde sus aliados hasta sus enemigos, y que también resulta un gan desafío intelectual para Bond. “Nunca Fallo, Sr. Bond”, le dice mientras destroza una estatua con sus manos metálicas... otro intercambio memorable entre No y Bond es cuando por primera vez se conocen ambos:

(007 y Honey observan un enorme acuario en la guarida de No)

Dr. No: “¡Un millón de dólares, Sr. Bond!... ¿Estaba preguntándose cuanto costó?”

Bond: “Francamente sí”

(El Dr. No le explica a 007 que el acuario está compuesto por un cristal agigantador que hace que peces pequeños se vean enormes)

Bond (intentando provocar a No): “Los pecesitos pretenden ser ballenas... como usted en esta isla, Dr. No”

Dr. No: Depende, señor Bond, del lado del vidrio en el que esté.

Otros villanos que aparecen en este film son Los Tres Ratones Ciegos, los encargados de matar a Strangways y Trueblood, que se movilizan en un coche funebrero donde esconden el cadaver de sus víctimas. Es muy cómico cuando 007, despuezs de despeñar su coche en las altas montañas le comenta a un obrero, en doble sentido, “Creo que se dirigian a un funeral”. El Profesor Dent, “un mal geólogo o un buen mentiroso”, como lo describe Leiter cuando descubre que unas muestras de Crab Key recogidas por Strangways eran radioactivas, cosa que el profesor negó terminantemente. En su enfrentamiento final con Bond, Dent admite a su adversario que fue “muy astuto”, e intenta dispararle con un revolver descargado.

Dent había gastado toda su carga disparando a unas almohadas creyendo que era Bond en la cama. 007 se encarga personalmente de darle una lección de balística a Dent:

Dent: “Voy a decirselo (para quien trabaja) ya que no vivirá para contarlo. Trabajo para...”

(Dent dispara su revólver y se siente el percutor sonar en la recámara vacía)

Bond: “Esa (pistola) es una Smith & Wesson, Profesor, y ya disparó sus seis (balas)”

(007 le dispara dos tiros a Dent, y luego sopla el humo que sale del silenciador de su Walther PPK)

El trío de chicas Bond, compuesto por la inolvidable Ursula Andress como Honey, Eunice Gayson como Sylvia y Zena Marshall como Miss Taro hacen que sus escenas sean conservadas para la posteridad.

Sylvia, la primer chica Bond en aparecer en escena, es derrotada en el casino “Le Circle” por el gallardo agente. Ella, sin darse por vencida, apuesta mil libras más:

Bond (su rostro no es revelado aún): “Admiro su valor, ¿señorita...?”

Sylvia: ”Trench, Sylvia Trench... y yo admiro su valor, ¿señor...?”

(007 enciende un cigarrillo)

Bond (con un primer plano en su rostro): “Bond... James Bond”

Sylvia también se encarga de que Bond no viaje a Jamaica “Inmediatamente”, sino “Casi inmediatamente”.

Miss Taro, una joven y seductora china a las órdenes del Dr. No, que invita a James a su casa en lo alto de las colinas. Taro lo recibe con cara de sorpresa al verlo sano y salvo, pero intenta distraerlo en su casa hasta que el Profesor Dent llegue y mate a Bond:

Taro: “¿Qué pasa a mis espaldas?”

Bond (levantando las manos): “Nada.... mira... sin manos”

(Bond besa a Miss Taro y los dos empiezan a hacer el amor)

Honey Rider, una nativa coleccionista de caracoles infiltrada en Crab Key, que amenaza con su cuchillo al ver a Bond por primera vez, y que cree en la superstición iniciada por el Dr. No en los isleños sobre un dragón que habita la isla. Esa imagen con el biquini blanco y cantando Underneath The Mango Tree han convertido a Ursula Andress en la Chica Bond quintaescencial. Bond mantiene también dialogos sutilmente cómicos con ella:

Honey: ¿Qué haces aquí? ¿Estás buscando caracoles?

Bond: No. Sólo estoy... buscando.

(Bond avanza hacia Honey)

Honey (desenfundando su cuchillo): “¡Quedaté donde estás!”

Bond: “Puedo asegurarte que mis intenciones son estrictamente honorables”

Los aliados de Bond se componen con el Almirante Miles Messervey, conocido como M, el jefe del MI6. Bernard Lee compone un M sólido, duro y exigente, que, pese a saber que Bond es el mejor hombre que tiene, no se muestra conforme ante él y siempre le demanda más. El M de Lee es posiblemente el mejor de todos los que lo personificaron... Lee es verdaderamente el M de Ian Fleming. Fue quién más veces ha interpretado al jefe de 007, desde 1962 hasta 1979. Por desgracia, no pudo continua en su rol porqu