Novedades

Para salvar a Bond: Gadgets

Los gadgets o adminículos salvadores que utiliza James Bond son indispensables para la supervivencia del espía. En una situación de peligro extrema siempre saca un as de su manga, o en estos casos, un gadget. El agente secreto en muchas oportunidades los lleva consigo cuando comienza el film, y en otras, les son provistos por “Q” (originariamente encargado de la sección armas del MI6), un simpático personaje que se encargará de brindarle los elementos que lo ayudarán a llevar a cabo sus misiones

Dr. NO (1962)

En este film hay cierta austeridad en cuanto a los gadgets, si tenemos en cuenta el arsenal de elementos que despliega 007 a medida que la serie va avanzando en el tiempo. Se pueden señalar el Geiger Counter, un aparato que mide el nivel de radiactividad; y la tradicional o clásica pistola Walter PPK 7.65 mm que es provista por “Q” , reemplazando la antigua Beretta que tenía el espía.

[click para agrandar / click to enlarge]

From Russia With Love (1963)

Entran en juego gadgets más sofisticados y dignos de 007. Una valija muy particular o Attaché Case que contiene un magnífico rifle Armalite con mira infrarroja, más 50 monedas doradas, polvo comprimido, un cuchillo y municiones para el rifle. Otros gadgets que utiliza el agente son un teléfono en su automóvil y un detector pequeño para chequear si su teléfono de la habitación del hotel está siendo objeto de escuchas. Asimismo, hace uso de una grabadora para retener la información técnica sobre el LEKTOR (aparato decodificador de señales altamente secretas). Pero el gadget que se lleva las palmas en esta entrega Bond no es del espía, sino de una agente de SPECTRE, Rosa Klebb, quien intenta matar al agente con unos zapatos con filo en su punta que tienen veneno. En esta misma película, Red Grant –también de SPECTRE– utiliza un reloj con cuerda de ahorque.

Goldfinger (1964)

En este célebre film de la saga se da lugar la mítica escena en la que Bond llega a la costa para abordar un complejo enemigo provisto de un traje de buzo (debajo del mismo llevaba un impecable smoking). Para llevar a cabo su accionar utiliza un arma que arroja una cuerda con una grampa en su extremo. Este arma–gadget (Hook Gun) es como un antecesor del que usa Bond–Brosnan en la escena inicial de Goldeneye (1995), que además de una cuerda emite un rayo.

Otro gadget que utiliza 007 es un transmisor que tiene un alcance de 150 millas conformado por dos partes, una de las cuales adhiere al auto de Goldfinger para seguir la trayectoria del mismo o bien posee una copia miniatura de este transmisor en su zapato; la señal es leída en un monitor en el auto.

Pero lo más significativo de este film en cuanto a adminículos o gadgets es la cantidad de modificaciones del Aston Martín DB5, que posee vidrios blindados, ametralladoras, disparador de aceite, asiento eyector y mecanismo de autodestrucción.

Thunderball (1965)

Entra en juego otro gadget memorable, el Textron Jet Pack que utiliza el agente en este film para huir del chateau de Jacques Boitier. Huye del lugar elevándose en esta mochila cohete por sobre las paredes de la residencia hacia su Aston Martin que se encontraba a la espera.

Además, “Q” le entrega a 007 una cámara submarina que también puede sacar fotos en la oscuridad, gracias a su sistema infrarrojo.

Y un gadget que pasa a la historia y que luego reaparece en Die another day es una especie de lapicera para respirar debajo del agua que recicla monóxido de carbono en oxígeno por un lapso aproximado de cinco minutos. Aparece también un reloj Breitling con un contador Geiger. Otro adminículo que saca de apuros a Bond es una pastilla que emite una señal.

Finalmente, otro elemento salvador que utiliza Bond es un propulsor submarino que sirve al agente para deslizarse debajo del agua a gran velocidad, provisto también de especie de arpón. Este propulsor es usado en la batalla final contra las huestes de Max Largo.

[click para agrandar / click to enlarge]

You Only Live Twice (1967)

Este film presenta la particularidad de que se ha producido aparentemente la muerte del agente inglés. Los gadgets son: cuando Bond supuestamente ha fallecido, utiliza una particular máscara de oxígeno para respirar. El safe cracker o decodificador es utilizado por 007 para descifrar números de una combinación que contiene documentos secretos relacionados con la conexión de Blofeld. También se destaca el girocóptero Little Nellie preparado para contrarrestar los helicópteros de SPECTRE con todo una serie de armas. En este film, el auto que aparece como novedoso es el Toyota GT 2000, un convertible provisto de avanzadas vías de comunicación. Por otra parte, es destacable el particular cigarrillo proyectil que utiliza el espía para confundir a los guardias en el volcán donde se encontraba la base del villano Blofeld con los misiles.

On Her Majesty's Secret Service (1969)

En el film que tiene la singularidad de que James Bond (George Lazenby) se casa y de que su mujer es asesinada por la abominable Irma Bunt, los gadgets son los siguientes: Bond vuelve a utilizar el rifle Armalite en la secuencia inicial para observar a Tracy de Vicenzo. También usa una fotocopiadora portátil para copiar documentos en la oficina del abogado de Blofeld, la que también tiene un mecanismo para abrir cajas fuertes. Además, es destacable el modo de Aston Martin que aparece en este film. Un modelo de seis cilindros, el DBS de color negro, memorable por estar adornado de manera especial para la boda del agente con Tracy de Vicenzo. También utiliza una mini cámara pocket en miniatura para sacar fotos de un mapa mundial donde se advertía el plan de Blofeld.

Diamonds Are Forever (1971)

La última película de Connery se las trae, iluminada en secuencias por las Luces de las Vegas: recordemos la escena en la que Bond escapa de la policía en el Ford Mustang Match 1. Los gadgets son: Una especie de trampa, similar a las trampas para osos, que se cierra sobre la mano. Se destacan también unas huellas dactilares apócrifas muy sutiles que se colocan sobre las ya existentes: Bond las usa para falsear su identidad, y logra engañar a Tiffany Case, quien se encarga de corroborar la identidad del agente con un scanner. Otro adminículo que se destaca en la piton gun, un arma parecida a las que usan los escaladores, que el agente usa para acceder al ático de Willard Whyte (otra vez un arma especie de antecesora a la que usará 007 en Goldeneye). También hay un extraño gadget que usa el espía para desplazarse por el mar: una especie de balón inflado de aire con el que se puede decir que camina sobre el agua. Un gadget un poco extraño que no es de Bond, pero es para destacar es una torta bomba que recibe cuando se encuentra en un romántico encuentro.

Live And Let Die (1973)

Empieza la era Roger Moore con un una particular película signada por una atmósfera extraña, enrarecida por el woodoo y el culto a la muerte de la mano de personajes como el Barón Samedi. Y también recordable por la ausencia del inefable “Q”.

En este film se presenta como una particularidad un reloj digital, único para el año 1973. Otro reloj que muestra la entrega es un Rolex con un campo magnético que Bond usa también con otros fines (abrir el cierre posterior del vestido de su amiga Caruso). Bond además cuenta con un detector de micrófonos ocultos que el espía utiliza para chequear la habitación que ocupa.

Se observa además un ala delta utilizado para adentrarse en los dominios del villano Kananga, un transmisor oculto en el cepillo de pelo del agente que transmite en código morse, y lo insólito: una especie de bala con aire comprimido muy potente que funciona como al extraérsele una clavija. Bond la usa para inflar a más no poder a Kananga y así terminar con él. Así es, el villano explota, literalmente, como si fuera un globo lleno de aire esparciendo partes de su cuerpo por doquier.

The Man With The Golden Gun (1974)

En este film la singularidad está dada por la sofisticación del villano Scaramanga. Posee un arma de oro personalizada, fabricada sólo para él que dispara balas preparadas a medida por un armero exclusivo. Uno de los gadgets puede ser calificado como de lo más absurdo de la saga, una especie de pezón falso que utiliza Bon