Novedades

LOS VIDEOJUEGOS DE JAMES BOND 007

A continuación presentamos una completa reseña de los videojuegos de James Bond.

James Bond 007: Diamonds Are Forever, The Spy Who Loved Me, Moonraker, For Your Eyes Only

Este fue el primer juego de Bond, para el sistema Colecovision. Un juego difícil, pero muy aburrido para la época actual. Este juego tiene cuatro niveles basados en la películas, pero la jugabilidad es la misma: manejas un auto que puede ir por tierra, mar y aire esquivando superarmas que lanzan rayos láser similares a las del film Diamonds Are Forever y, actualmente, al Icarus de Die Another Day.

A View to a Kill

Luego de la última película de Moore, Domark, compañía de software, se hizo con la licencia de James Bond (derechos para usar los nombre de los personajes en sus productos) y llevó la última aventura de Roger a los videojuegos, que constaría de tres niveles: Paris Chase (la persecución en Paris), City Hall, donde estaremos en la ciudad de San Francisco, y Silicon Valley, donde solamente estaremos en la mina de Zorin, sin la pelea final en el Golden Gate.

The Living Daylights

Domark vuelve con el agente 007 en TLD, juego de 1.987, protagonizado por Timothy Dalton. El juego recrea varios momentos del filme, como una introducción en el Peñón de Gibraltar, una batalla con Necros y sus botellas de leche explosivas, la batalla en Afganistán, y hasta un final contra Withaker. El juego resultó mejor que AVTAK, tanto por la recreación de la película (tiene mucho más profundidad en este aspecto que cualquier otro juego de la serie) y su buen aspecto visual.

Live And Let Die

Luego de TLD, Domark volvería a los juegos de Bond en 1.988 con este aventura basada en el primer filme de Moore como Bond. Hay que decir, que si TLD fue fabuloso recreando dicha película, LALD realmente decepciona, dado que a lo largo del juego solamente recorreremos 4 niveles, todos ellos recreando la archifamosa persecución de lanchas de Louisiana, siendo muy poco fiel a la película. El juego es bastante pobre en imaginación y por momentos es tedioso, pero nos hace recordar la magnifica película de la serie, ya que al final deberemos destruir la base de Kananga en San Monique, eso sí, a bordo de la lancha.

Licence to Kill

LTK nos ofrece un juego difícil, dinámico y fiel a dicha película: jugaremos alrededor de 6 niveles donde tendremos aventura en 3ra persona (es decir que se ve el personaje completo) como los anteriores títulos de la serie. Ahora somos una vez más Timothy Dalton como James, y podremos bucear, hacer esquíacuático, recorrer las instalaciones de Sánchez hasta llegar al final, con escena en el camión incluida. Buen juego, que aunque es más avanzando en sonido y gráficos (visualización) que TLD, no es el mejor de la serie.

The Spy Who Loved Me

Si LALD era un juego donde la acción transcurría a bordo de la lancha, TSWLM es el calco. La acción transcurre a bordo del Lotus, el fantástico auto de la pelí­cula, donde tendremos que recorrer 6 niveles por tierra o agua, así que, si LALD no te gustó, mejor no mires mucho este juego. En ciertas ocasiones podremos manejar la moto de agua al final, o manejar el imán para atrapar a Jaws, pero nada fuera de lo común. Basándose en la historia a pleno, TSWLM, solo nos hace recordar el excelente filme de Moore.

007: The Duel

Domark vuelve a la carga con este juego, último de la serie de juegos de esta marca (1.993), hecho con pura imaginación de la compañía, tomando cosas de películas como: May Day (A view to a kill), Baron Samedi (Live And Let Die), Jaws (The Spy Who Loved Me) y Oddjob (Goldfinger), un trasbordador espacial (alusión a Moonraker) y una selva (alusión a Live And Let Die). El juego se basa en los duelos con los villanos de los filmes, por lo que no encontramos argumento alguno, en los 6 niveles, los objetivos son tan vagos como desactivar una bomba o rescatar a una chica, todo sólo para al final tener un duelo con el villano. Buena idea para un juego, pero Domark se olvidó de que los juegos de 007 deben tener una historia coherente y no ser solamente un juego de matar porque sí.

Goldeneye

En 1.997 vuelve Bond a los juegos de consola, solo que esta vez para imponer un antes y un después. Goldeneye nos pone en la piel de Pierce Brosnan, que ahora debe detener (como en la película) a Trevelyan de usar el satélite Goldeneye. El juego gráficamente luce de primera para la época, basta sino, con ver los decorados de los niveles (el laboratorio donde se opera Goldeneye, la jungla, etc.) para saber que, EA Games, ahora a cargo de los juegos de 007 se toma el trabajo en serio. Marca un antes y un después por el desarrollo del juego: ahora es un FPS (es decir, acción en primera persona, solo se ve la mano con el arma), en el que el objetivo no es solo acabar con los malos de turno, no. Ahora hay objetivos como evitar ser detectado, matar en silencio o evitar que maten un rehén. Goldeneye es el mejor juego de Bond hasta ahora, con un nuevo modo de juego, calidad técnica y una historia fiel a la película donde veremos a Xenia Onnatop, Alec Trvelyan, Arkady Ourumov etc. Este juego obtuvo el título de juego del año en el ’98.

Tomorrow Never Dies

1.999 se caracterizó por ser un año en el que los videojuegos furor fueron los de espías. Syphon Filter o Metal Gear eran, en cierta medida, una copia de Bond. Es decir, había que derrotar al lunático de turno, salvar a la chica y utilizar fabulosos gadgets, es más, en el Metal Gear, el protagonista, Snake, usa un traje con esmoquin al terminar el juego, al igual que Gabriel Logan, protagonista de Syphon Filter (Hasta en el juego Metal Gear 3 se mantiene una conversación sobre 007). Con estos súper-juegos parecía que un milagro iba a salvar a Bond del hundimiento en este género en los videojuegos, pero existió un milagro, y ese milagro se llama Tomorrow Never Dies. Black-Ops se encarga de llevar a cargo esta maravilla, donde tendremos que despachar a Elliot Carver, magnate de la prensa y salvar a la chica, en el camino tendremos que esquiar, vernos con los esbirros de Carver, es decir, cosa de todos los días para Bond. No es más que Goldeneye, salvo que ahora es TPS (Third Person Shooter, acción en tercera persona), pero si es más de los mismo, y está bien hecho, se festeja. Vodka Martini, por favor, agitado, no revuelto. En cuanto a la fidelidad con la gran pantalla, este juego sigue la historia bastante bien, aunque algunas cosas han sido alteradas, como por ejemplo, la lucha contra el Dr. Kaufman es el hall de un hotel, en lugar que en el cuarto de Paris; y, hablando de Paris, cabe destacar que los creadores decidieron eliminar la violencia, dado que ella se escapa con 007 en lugar de ser asesinada por Kaufman, como ocurre en la película. El juego también tiene incoherencias, por ejemplo, ¿por que en el nivel de la fiesta del CMGN los guardias atacan a Bond?, si a él lo habían invitado correctamente. Después, ¿ porque Q le entrega el BMW a 007 en medio de un tiroteo?. Sin embargo, el juego es muy bueno, sobretodo la escena de esquí en Hokkaido y conducir el BMW 750il en los Alpes Suizos. ¡Un genial juego!

The World Is Not Enough

Una vez es asombroso, dos es bueno, tres es demasiado. TWINE es un buen juego, pero EA Games se sigue copiando a sí mismo. El juego es realmente una de las mejores adaptaciones Película-Juego, con buenos gráficos y sonido, aunque nada nuevo desde Goldeneye o TND. Lo mejor del juego son los gadgets (lapiceras que inutilizan los aparatos electrónicos, filmadoras-bazookas, y un decodificador de huellas calco de TND) es que no decae el interés nunca, más allá de ser más de lo mismo, está bien hecho, ¡y eso es lo que importa.!

TWINE también es la segunda (y ultima) incursión de 007 en la N64, esta version no difiere mucho de la de PS2, y es, quizá, un poco mas entretenida , por ejemplo podemos aturdir a los enemigos un rayo de nuestro reloj para de