Novedades

Surrealismo, humor, absurdo...

Surrealismo, humor, absurdo, imaginación , efectos especiales, paisajes y parafernalia. En uno de los posters en inglés de Moonraker dice "donde todos los demás Bond terminan, este Bond comienza" . La frase suena ambiciosa. Bueno, es una consigna comercial, pero la cosa no pasa por ahí. Algunos señalan a Moonraker como un gran pastiche surrealista, un collage de bromas de dudoso gusto y un argumento insólito, disparatado. Si nos detenemos un segundo a analizar racionalmente los films de 007, cor

Desde ya que Moonraker es disparatada, pero ese condimento es fundamental en Bond, el que no tiene un segundo para soñar y "creerse" lo que está viendo, mejor no ver James Bond. Roger Moore dijo en una entrevista que "todos ven a Bond como un cuento de hadas, como cuando los niños exigen que les cuenten las cosas de determinada manera, y si les cambian el argumento protestan..."Así es Mr Moore, no necesitábamos que ud lo dijera.

Algunos "expertos" dicen que Moonraker fue creada para no quedarse fuera de la órbita de la espectacularidad de Star Wars (boom en ese momento, año 1979), se suponía que de alguna manera Bond tenía que contestar a eso. Lo cierto es que Moonraker tiene muchos momentos y gags amados por fans de Bond, como la pelea en el avión y la aparición de Jaws que empuja a Bond al vacío. Ahí se da lugar la impresionante lucha en el aire por el paracaídas y Mandíbulas que va a parar arriba de la carpa de un circo; o cuando el villano le da de comer a sus doberman ; o cuando el esbirro de Drax es incrustado en un piano en Venecia. Es ese tipo de escena tal vez lo que a algunos les parece una "payasada", cuando serían, en verdad, una condición esencial de una película Bond, y que últimamente se ha perdido un poco.

En primer lugar, es preciso aclarar algo fundamental: Muchos indignados con esta película dicen "desde cuándo Bond va al espacio...? Es necesario aclarar que está "comprobado" que James Bond hace de todo, hasta surfea (Die another day). Lo que no se entiendo es cómo se cuestionan este tipo de asuntos, cuando la realidad supera la ficción. El que nunca vio esta película debe saber que la nave Moonraker no es la que un presidente dijo que "saldría de Córdoba, se remontaría a la estratósfera en dos horas, y de allí iría a Japón en dos horas..." Esa nave, aún no se ha inventado, lo que si existen son los transbordadores del tipo Moonraker, por si alguien no se enteró

El argumento de Moonraker es un poco extraño, cuasi insólito, pero sugestivo, y da para hacer más de una interpretación especial: Un filántropo multimillonario (como no podía ser de otra manera) tiene un siniestro proyecto para destruir la tierra y crear una raza "superior" en el espacio de individuos perfectos físicamente. El señor Hugo Drax, además tiene varias empresas. Drax tiene industrias químicas (ahí produce los globos con gas mortal), cristalerías (están Venecia, donde producen los envases para el gas mortal, y ahí es donde Bond le destruye objetos valiosísimos expuestos en vidrieras, escena recreada en Die another day en el club de esgrima) y una base de lanzamiento de transbordadores espaciales. Bond va "paseando" por paradisíacos lugares, Venecia, Río de Janeiro investigando el quid de la cuestión. Este empieza cuando el transbordador Moonraker es robado en un abrir y cerrar de ojos, en una escena para la época única (ese modelo de transbordador es similar al Columbia, al Challeger). Para qué quería Drax el tranbordador ? Bond se dará cuenta, como corresponde, y todo se va aclarando desde el momento en que ven en Venecia los globos que se fabrican para destruir nuestro pobre y castigado planeta. Así va transcurriendo la trama, con momentos de humor, de frases muy Bond, paisajes de ensueño (mirar la cara de Bond Moore cuando ve el chateau de Hugo Drax, como que su caudal de imaginación se ve desbordado) y el condimento de un personaje que no ha podido ser superado hasta ahora, Jaws, si bien aquí se "vuelve bueno" o colabora con Bond, al ver que él y su pequeña novia Dolly no podían ser parte de la raza "selecta" de Drax.

Como no podía ser de otra manera, 007 cuenta con la colaboración de una bella mujer, la Dra. Good Head, quien lo seguirá hasta el periplo triunfal en el espacio.

Increíblemente, esta película es amada por algunos u odiados por otros, no hay término medio. Algunos argumentan el exceso de despliegue diciendo que buscaron superar el éxito de la anterior. Lo cierto es que no decae la atención un segundo, y está muy bien combinado el tema de los paisajes paradisíacos con el humor, las ocurrencias y los gags . Y anoten estas frases, filosofía Bond pura: Cuando viajan rumbo al espacio, al ver las parejas de seres esbeltos, hombres apolíneos y bellas mujeres, Bond le dice a la Dra. Good Head "es la operación Arca de Noé"; cuando Bond se dirije al entrenador de la fuerza centrífuga, Drax le dice a su asistente "encárgate de que le ocurra algo", y cuando le tira un dardo envenenado que le había dado "Q", le dice "dé un paso en nombre de la humanidad", y así el villano se pierde en el espacio infinito. Y para ponerle el broche de oro, cuando aparece Bond con la chica flotando por la gravedad, élla le dice "llévame a dar otra vuelta por el universo.." En fin, intenso coctel, un poco de absurdo , un poco de "dramatismo" ante la eterna posibilidad de destrucción del mundo, un poco de humor y un poco de licencia para imaginar y soñar . Ah, fíjense el smocking debajo del traje espacial en el poster...

Por Maria Virginia Sanchez