Novedades

Quantum of Solace en Chile - por LUIS GRANDÓN TOLEDO

El próximo 6 de noviembre se cumplirá un año desde el estreno en Chile de la versión número 22 de la saga de James Bond, Quautum of Solace, en la segunda entrega de Daniel Craig como 007. La filmación de las escenas finales en la región de Antofagasta que comenzaron en marzo de 2008, revolucionaron todas las localidades en las cuales la producción estuvo presente.

Primero, con la llegada de todos los gigantescos equipos de producción, y luego el cast and crew , que daban cuenta de que sería la primera super producción que llegaba a Chile de la mano del super agente británico y que puso a nuestro país en el circuíto de las grandes producciones cinematográficas. De allí en adelante todo cambió, no solo por el éxito de taquilla que alcanzó el film, con más de US$ 575.952.505 solo el fin de semana del estreno a nivel mundial, sino porque también dejó entrever la necesidad de contar con una Film Commission en nuestro país capaz de superar todos los problemas que presentó la filmación, de los cuales no todos fueron conocidos, y que daban cuenta de que es absolutamente necesario un nexo entre las diferentes productoras y las autoridades locales, regionales y nacionales. Una vez superadas las dificultades, Quantum of Solace logró captar una nueva generación de fans y admiradores de la saga en nuestro país que no conocian o muy poco el mundo Bond y que recién ahora, un año después, muchos están valorando y admirando.

Las locaciones que cautivaron al director Marc Forster

El más joven de los directores de la serie de James Bond, el suizo de origen alemán Marc Forster, a sus 39 años, llega a Chile fascinado por el desierto de Atacama, el cual definió como "muy hermoso y perfecto para transmitir la soledad y la introspección del personaje", la luz y el color de las locaciones fueron también importantes factores que influyeron en su desición. Los lugares elegidos fueron San Pedro de Atacama, la Caleta de Cobija, el pueblo de Baquedano y el Observatorio Astronómico de Paranal. También es importante destacar el rol que jugó la Dirección General de Relaciones Económicas Internacionales del Ministerio de Relaciones Exteriores de Chile, ProChile, que con sus oficinas en Europa y Estados Unidos impulsó la campaña "Shoot in Chile" orientada a promover nuestro país como plataforma de locaciones para producciones cinematográficas internacionales.

De hecho ProChile, fue el invitado de honor en la Royal World Premiere de Quantum of Solace realizada en la Leicester Square en el centro de Londres el 31 de octubre de 2008 y que contó con la presencia de los herederos de la corona británica. Por estos días visitan Chile una comitiva de productores y miembros de la California Film Commission, buscando nuevas locaciones, todo gracias al paso de James Bond por nuestro país. Forster, aún cuando recibió críticas muy positivas y se le ofreció dirigir la versión 23 de la saga, declinó el ofrecimiento aduciendo querer continuar con sus proyectos personales.

La seguridad en torno a Daniel Craig y la producción

Desde su llegada toda la producción y los actores, Daniel Craig (James Bond), Olga KurylenKo (Camille) y Mathieu Almaric (Dominic Greene) estuvieron fuertemente resguardados por guardaespaldas y dispositivos de seguridad, que incluían carabanas de vehículos que se desplazaban a gran velocidad, lo que hacía imposible acercarse a ellos y menos filmar, tomar fotografías o conseguir un autógrafo. Las carreteras eran cortadas por la policía kilometros antes de las locaciones haciendo imposible llegar a ellas. Los protocolos eran estrictos y aunque la prensa nacional e internacional, los paparazzis y curiosos esperaban horas fuera de los hoteles para verlos, esto fué virtualmente imposible. La nota diferente la pusieron los integrantes de los equipos de producción que se reunían por las tardes en el Pub South Pacific cercano a la marina de Antofagasta, a disfrutar de unos tragos y compartir. El actor francés Mathieu Almaric (el villano de la película) llegó a Chile con su esposa y su pequeño hijo y fué el unico que se le vió caminar por el centro de la ciudad, dejarse fotografiar y firmar autógrafos.

A partir de James Bond 23, la saga se reinventa

Con Casino Royale y su secuencia Quantum of Solace, se cierra el circulo en el cual Bond busca venganza por la muerte de su amada Vesper enfrentándose a una poderosa organización internacional, enfrenta la soledad y sus sentimientos más intimos. Aún cuando parte de la producción se realizó en Chile lo que nos permitió entrar al mundo de la saga de 007 y nos reparó inolvidables momentos a cuantos estuvimos allí, muchos fans hechamos de menos el espíritu que Ian Fleming imprimió a su personaje y su entorno cinematografico y que a la postre lo haría inmortal; la ausencia de la mundialmente conocida frase que lo identifica, "My name is Bond, James Bond", la ausencia de la secretaria de Universal Exports Moneypenny, de "Q" y sus inolvidables gadgets, entre otros, marcó un precedente que deberá ser retomado en la nueva versión que comenzará a ser filmada a fines del 2010. Pero con Quantum of Solace se terminaron los guiones escritos por Fleming, ¿qué viene ahora?, sin lugar a dudas que James Bond se tendrá que reinventar y surgir de entre sus propias cenizas, como el ave fénix, volver a tomar vuelo para seguir encantando a las nuevas generaciones que aquí en Chile, en Argentina y el resto del mundo esperan con ansias las nuevas aventuras del agente secreto más famoso del mundo.

-

Luis Grandón Toledo